viernes, 1 de noviembre de 2013

{Españoladas} 'Muerte de un ciclista'

Vuelvo a la carga tras un parón veraniego exageradamente largo, para comentar una película diferente. Por fin dejo atrás a Berlanga (al menos por un rato) y me pongo con Juan Antonio Bardem, tío (para los que no los sepan) del famoso Javier Bardem oscarizado hace unos años y marido de Pe.
Por lo que veo en su filmografía, "Muerte de un ciclista" es uno de los primeros trabajos del -por aquel entonces- joven director. Se trata de una película de cine negro, que a un servidor, desde su escasa cultura cinematográfica y falta de referencias más transcendentales, le recuerda bastante a Hitchcock.
Cuenta además con el interés de poder ver a Lucía Bosé (sí, esta también tiene bastante que ver con Miguel), interpretando un papel de guapísima mujer inquietante, muy al estilo Hitchcock (vaya, otra vez echo en falta referencias mejores).


La acción comienza en un páramo estepario a las afueras de Madrid. Un profesor universitario empleado por enchufe de su cuñado, y una hermosa dama burguesita vuelven de no se sabe dónde cuando atropellan trágicamente a un ciclista. La mujer, casada con otro hombre de la alta sociedad, presiona a su amante para abandonar el cuerpo -aún con vida- del ciclista y continuar el trayecto como si nada hubiera pasado.
Poco a poco las dudas la reconcomen a ella, y la conciencia le pesa a él, enmarañando sus vidas hasta llegar a un sorprendente desenlace final.

Desde mi punto de vista, "Muerte de un ciclista" empieza algo floja, quizás porque no se entiende muy bien porqué los actores se comportan como se comportan. Pero a medida que se va desarrollando la trama, la película va enganchando cada vez más hasta llegar al final, que personalmente, deja con muy buen sabor de boca. Vista desde una mirada actual, supongo que se le puede achacar un poco de lentitud por momentos, pero entendiendo la película como una unidad, está totalmente justificada, ya que estos tiempos de duda y angustia van haciendo mella en el espectador y ayudan a entrar más profundamente en la trama.

Como siempre, muy recomendable. Los clásicos (casi) nunca fallan.

domingo, 8 de septiembre de 2013

¿Madrid tiene sentido?

'Madrid tiene sentido', ese era el lema que estos días inundaba las redes sociales y los medios de comunicación, era la frase que resumía y representaba la candidatura olímpica de la capital de España. Si atendemos a la respuesta que anoche le dio el COI (Comité Olímpico Internacional) a Madrid, se podría decir que Madrid no tiene sentido, al menos para los miembros del COI.

Todos estos días no hacía más que leer y escuchar a cantidad de personas manifestándose abiertamente en contra de la candidatura olímpica madrileña, muchos mofándose totalmente. Otros la apoyaban apasionadamente. Este panorama dividido quizá fuese uno de los puntos negativos que vio el COI en la candidatura española. Y es que España es un reconocido país dividido, principalmente entre la sociedad y la clase política, un país que lleva sangrando 5 años a causa de una gran crisis económica y en donde temas bochornosos como el dopaje o "los sobres" (el deporte de moda en la política) no se toman en serio. El país en donde el presidente del gobierno no rinde cuentas por sus relaciones económicas con un tipo que está en la cárcel, mientras en Inglaterra un ministro dimite por un lío de faldas. Hoy por hoy no somos un país serio, y mientras no lo seamos, España no tendrá sentido y no estará en un buen lugar para celebrar unos JJOO. Tenemos otras cosas más importantes de las que preocuparnos, está claro.


Anoche estuve viendo buena parte de la presentación de las diferentes candidaturas olímpicas (Madrid, Estambul y Tokio) en la ceremonia que se celebró en Buenos Aires. Comenzaré señalando que me sentí bastante entristecido por el nivel de inglés de algunos de nuestros representantes, muy poco serio. La candidatura de Madrid basaba uno de sus grandes argumentos en el presupuesto de la austeridad, una ciudad en donde más del 80% de las instalaciones ya están construidas y cuya inversión sería "mínima". Pues bien, parece que al COI esto no le gustó mucho, entonces ¿por qué era Madrid la ciudad más valorada hasta ayer?, ¿por qué no rechazaron su candidatura antes?, ¿pura fachada el dejar llegar a Madrid hasta el último corte?. Al final la pela es la pela y parece ser que Tokio presentó sobre la mesa una fuerte inversión económica respaldada por numerosas empresas privadas. Según los datos sobre las votaciones parece que la marca COI lo tenía bastante claro: la elegida era Tokio.

Desconozco la repercusión económica que pueden tener unos JJOO para una ciudad. He leído varios artículos que defienden que las cifras son favorables y otros tantos que hablan de un despilfarro económico desorbitado. Supongo que en el fondo existen factores difícilmente medibles. Después de los JJOO de Barcelona 92 no cabe duda que la ciudad dio un giro radical importante, su nueva imagen modernizada llegó a millones de espectadores y su turismo se multiplicó. Barcelona estaba en boca de la opinión pública mundial. 

No cabe duda de que unos JJOO en Madrid hubiesen sido algo bonito, es una opinión muy personal, yo vivo en Madrid y me hubiese gustado mucho vivir los juegos de cerca. Pero me temo que me quedaré con las ganas unos cuantos años. 


PD (publicada el día 9 de septiembre):

Hoy me encontraba este pequeño artículo en el Marca. Nawal El Moutawakel (miembro del COI y primera mujer africana en recibir un oro olímpico) tierne más razón que una santo. Os acordáis de aquello que nos decían nuestros padres de "primero termina los deberes y después ya jugarás", pues esto es igualito.

viernes, 16 de agosto de 2013

'Guerra Mundial Z'

El viernes 2 de agosto nos fuimos al cine a ver 'Guerra Mundial Z' sin darle la menor importancia a tres factores importantes: uno, día de estreno; dos, película de Brad Pitt; y tres, superproducción yanqui anunciada a bombo y platillo (¡y de zombis!). Por suerte el único escollo que tuvimos fue que no pudimos ir a la sesión que queríamos y retrasamos 45 minutos nuestra cita con Brad. Eso si, la sala estaba prácticamente llena, lo cual mola bastante.

La población mundial está siendo amenazada por un extraño virus zombi. Poco a poco las grandes ciudades van cayendo y en ciertas zonas aisladas se resiste a duras penas. En el origen del virus puede estar la clave para solucionar el problema y que mejor que Garre Lane (Brad Pitt), un antiguo y reputado investigador de Naciones Unidas, para averiguarlo.


'Guerra Mundial Z' está basada en un novela escrita por Max Brooks, hijo del célebre Mel Brooks ('Los productores', 'Sillas de montar calientes' o 'La loca historia de las galaxias' entre otras). En 2003 Max escribió 'Zombi. Guía de supervivencia', un libro que como su propio nombre indica, contaba qué hacer en caso de un ataque zombi. Le cogió el gusto al mundo zombi y tres años después decidió poner la guía de supervivencia en manos de Garre Lane y escribir el libro en el que se basa la película. Yo no me he leído el libro, pero por lo poco que he investigado: llueven las bofetadas 2.0 por la "adaptación".

La cinta comienza bastante a saco, tienes acción desde el minuto 3 hasta el final y a penas te da tiempo para empaparte algo más de los personajes y sus relaciones. Todo es bastante apabullante y descalabrado, algo muy de blockbuster veraniego. Al igual que un guión con ciertas carencias y bastante flojo. Una historia a la que se le podría haber sacado algo más de provecho. Lo mejor de la película: Brad Pitt, muy carismático para el pueblo y ciertamente un gran actor. No es ésta una de sus mejores pelis, pero el tío sobresale. 

Algo que tampoco está nada mal son los dos temas que Muse aporta a la banda sonora. A pesar de que la banda hayan ido de más a menos (gusto de un servidor) siguen siendo un grupo al que hay que escuchar (sobre todo sus primeros trabajos). Aquí os dejo uno de los temas de la peli: 'Follow me'.


No está mal pero me apetece mucho más recordar 'Sillas de montar calientes'.


El tema ya resulta para muchos algo cansino, tenemos zombis hasta en los perfumes; sin embargo 'Guerra Mundial Z', a pesar de su flojo guión, puede ser bastante entretenida para una tarde palomitera.

jueves, 8 de agosto de 2013

Arqueología cinematográfica
Encuentran 'Too much Johnson' de Orson Welles

Hace poco se descubrió en Italia un rollo de película con una de las primeras experiencias cinematográficas de Orson Welles: 'Too much Johnson'. Dicha peli se creía perdida pero sin embargo parece que pronto verá la luz este mediametraje que Welles hizo tres años antes de 'Ciudadano Kane'. Hoy en día se trabaja en su restauración en el George Eastman House de Nueva York, uno de los más antiguos e importantes museos de fotografía y cine del mundo.

Aquí os dejo algunos enlaces con más información: la web del George Eastman House, Variety y en los periódicos El País y El Mundo.

No soy muy friki de estas cosas, pero estas noticias tienen su gusanillo nostálgico cinematográfico. Orson Welles fue uno de los grandes, o eso dicen muchos eruditos del audiovisual y también en el 99% de las escuelas de cine. Su famosa peli 'Ciudadano Kane' marcó un antes y un después en la historia del cine, para muchos idolatrada y para otros sobrevalorada (igual que ocurre con la carrera del propio director). 

En mi opinión Orson Welles fue un grande, tuvo y tiene importancia y hay que estudiarlo y curiosear su filmografía si te quieres dedicar al cine, pero hasta ahí. No hay que volverse loco, ni sentirse mal porque en una charla de cine no conozcas algún detalle de su filmografía. Reconozco (o eso creo) el buen hacer de muchos grandes directores clásicos, pero también disfruto como un enano del último gran estreno palomitero. Al final "esto del cine" son momentos y sensaciones y en la vida hay muchísimas tardes de manta y peli para pasarlas con Orson Welles, Michael Bay, Billy Wilder, Michael Mann y hasta con Roland Emmerich.


Foto de El País
(Orson Welles dirigiendo 'Too much Johnson', 1938. Cortesía de © A.M.P.A.S.)

martes, 30 de julio de 2013

'Project X'

Hoy iré al grano y no me andaré por las ramas: ‘Project X’ no es una gran película, aunque puede resultar entretenida para pasar una noche con colegas y echarse algunas risas.

Argumento rápido y sencillo: unos chavales de instituto organizan una fiesta para molar más, se les va de las manos y la lían parda.


La película nos lleva por una especie de documental grabado por uno de los jóvenes implicados de la pandilla. Es algo similar a la fórmula utilizada en 'El proyecto de la bruja de Blair' pero con una fiesta de instituto como núcleo central de la narración. Algo que me recordaba bastante a la nueva oleada de realitys para jóvenes que hace relativamente poco han dado el pelotazo, como por ejemplo 'Jersey Shore' ('Gandía Shore' spanish version). Ahora eso si, y es ya aquí donde me centro: el mega fiestón. A medida que avanza ni te imaginas lo que va a suceder en los siguientes minutos. La que iba a ser una inocente fiestecilla de unos amigos del insti algo pardillos, se convierte en el desparrame más exagerado. Todo muy heavy. Mientras veía la película una frase me venía a la cabeza en varias ocasiones: "¡cómo molaría estar en esa fiesta!".

Cine yanki, palomitero, bastante estúpido y muy desfasado 100%. Para una noche con colegas, puede resultar una película bastante divertida.